El Caso del triptófano y el Síndrome de eosinofilia-mialgia (EMS)

Los grupos anti-transgénicos afirman que un suplemento alimenticio obtenido a partir de bacterias Genéticamente Modificadas (GM) causó la muerte de más de cien personas, responsabilizando a la modificación genética de producir la enfermedad eosinofilia-mialgia (EMS). Específicamente se dice que un suplemento de L-triptófano causó una mortal epidemia en EE.UU. en la década de 1980, donde este producto contenía una serie de contaminantes de los cuales se sospecha que fuesen la causa de la enfermedad.

Esta es una especie de leyenda urbana creada por aquellas personas que se oponen a los cultivos y organismos GM para intentar desacreditarlos. Nunca se ha establecido una relación causa-efecto entre un agente microbiológico GM y el Síndrome de eosinofilia-mialgia (EMS) y no es necesario establecer una relación al respecto, ya que se ha descubierto otra causa para esta enfermedad. EMS es una enfermedad que ha producido varias muertes. Es muy importante que las personas que consumen suplementos alimenticios obtengan la información precisa sobre los riesgos asociados a este tipo de productos. Desde hace varios años, los médicos ya han podido entender la enfermedad, y han establecido que es causada por el consumo de grandes cantidades del suplemento alimenticio L-triptófano. Los grupos anti-transgénicos conocen esta información y se rehúsan a decir la verdad sobre L-triptófano. La FDA ha publicado una advertencia en su sitio web informando que el consumo de L-triptófano es potencialmente peligroso.

1. Se sabe que altas dosis de triptófano causan EMS. Antes del reporte de Smith y Garret en 2005 sobre EMS y los microorganismos GM, la ciencia médica ha establecido que la modificación genética es irrelevante en relación a EMS, y ha dicho que consumir una gran cantidad de L-triptófano, elaborado o no por manipulación genética, causa problemas a la salud. Los grupos anti-transgénicos evitan citar los informes del FDA que contradicen su historia.

2. EMS no está exclusivamente asociado con triptófano GM. Hay al menos dos informes en la literatura médica en donde se establecen casos de EMS por L-triptófano en 1986, mucho antes de que se utilizaran microorganismos GM para su producción. Por su parte, el triptófano producido por distintas empresas también ha causado EMS.

3. Los contaminantes presentes en el L-triptófano no causan EMS. No se ha logrado encontrar evidencia contundente que los contaminantes en el L-triptófano GM fuesen tóxicos. Ni siquiera hay evidencia de que los contaminantes sean dañinos.

4. Se ha identificado un mecanismo por el cual el L-triptófano podría causar EMS. Los metabolitos formados por el L-triptófano en el cuerpo humano están implicados en causar EMS.

Referencias:
Smith MJ, and Garrett RH (2005). Review. A heretofore undisclosed crux of Eosinophilia-Myalgia Syndrome: compromised histamine degradation. Inflammation Research 54: 435–450.
FDA, U. S. Food and Drug Administration, Center for Food Safety and Applied Nutrition Office of Nutritional Products, Labeling, and Dietary Supplements, (February 2001) Information Paper on Ltryptophan and 5-hydroxy-L-tryptophan http://www.cfsan.fda.gov/~dms/ds-tryp1.html, consultado el 7 de diciembre, 2008.
.

 

Comments are closed.