Desarrollan frutillas, papas y tomates transgénicos con alto contenido de vitamina C

Científicos del Instituto de Investigación de Alimentos y Plantas de Nueva Zelanda están investigando como las plantas producen ascorbato o vitamina C y han identificado el gen que controla sus niveles en frutas y verduras. El equipo de científicos agregó a frutillas, papas y tomates un gen que controla la enzima GDP-galactosa fosforilasa, una enzima vital para la producción de vitamina C. El gen utilizado proviene de kiwis (Actinidia chinensis) o de la planta Arabidopsis. Los resultados mostraron que los niveles de ascorbato en los cultivos mencionados aumentaron hasta en un 500%.
Los seres humanos obtienen la mayor parte de sus requerimientos de vitamina C a partir de fuentes vegetales, muchas de las cuales tienen bajos niveles de ascorbato. “Además, el hombre utiliza suplementos sintéticos para suplir sus necesidades de vitamina C”, dijo el doctor William Laing, científico principal del estudio. Laing agregó que el mejoramiento genético hacia nuevas variedades vegetales con alto contenido de vitamina C reducirá las deficiencias en las poblaciones con menos acceso a frutas y verduras, dándoles a los niveles recomendados a través de alimentos básicos como la papa.
Los resultados de este estudio fueron publicados en el número de Mayo 2012 de la revista científica Plant Biotechnology. Si quieres acceder al resumen de la publicación (gratis) o la publicación completa (pagada) sigue el siguiente enlace (http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1467-7652.2011.00668.x/abstract).

 

Comments are closed.